top of page
Libros de cámara

I&L CONSULTING

CÓMO AFRONTAR LOS CAMBIOS PARA PROSPERAR

Actualizado: 15 nov 2021

Basado en el libro de Siranus Sven von Staden


PARTE 1 - EL CAMBIO -


Afrontar los cambios
Afrontar los cambios

Según la real academia de la lengua, cambio es la Acción y efecto de cambiar, dejar una cosa o situación para tomar otra. Muy poca gente puede permitirse, hoy en día, el lujo de no reflexionar sobre el cambio. La vida en sí misma es una transformación. Los cambios nos salen al paso continuamente, son inevitables y eso es bueno, ya que sin ellos no avanzaríamos.


Aunque al principio pudiera pensarse que los cambios son algo negativo, también puede tener efectos muy positivos. sin ellos se nos escaparían numerosas oportunidades. y es durante el proceso que podemos descubrir un sinnúmero de posibilidades totalmente novedosas que no eramos capaces capaces de percibir apriori. Por ejemplo, la re-estructuración de una empresa que nos permitirá mejorar la producción o un nuevo competidor de mercado que nos hace replantearnos la estrategia de mercadeo.


“No es el más fuerte de las especies el que sobrevive, tampoco es el más inteligente el que sobrevive. Es aquel que es más adaptable al cambio.” Charles Darwin

El ser humano es un animal de costumbres y un cambio siempre implica algo desacostumbrado, algo nuevo que no podemos determinar o controlar, o al menos eso creemos. Y eso es lo que nos provoca una sensación de malestar e inseguridad. el ser humano necesita seguridad para poder sentirse bien.


en principio, las transformaciones no son buenas ni malas. Depende de la reacción que tengamos hacia ellas. De esta forma podemos identificar cuatro formas diferentes de reacciones hacia el cambio.


  1. Nos cruzamos de brazos y rechazamos de pleno los cambios. Puede que incluso tratemos de impedirlos

  2. Nos cruzamos de brazos y esperamos simplemente a ver que pasa

  3. Intentamos adaptarnos a los cambios

  4. Aprovechemos los caminos.


Cada una de estas reacciones o caminos tiene consecuencias, en los dos primeros nos veremos desbordados por los cambios e incluso perderemos aquello que nos esta forzando a cambiar. En el tercer supuesto, nos adaptaremos a los cambios y nos transformaremos. En breve recuperaremos la rutina que nos proporciona seguridad. En el último caso, tomaremos el toro por los cuernos, buscaremos posibles ventajas para nosotros y le daremos un gran impulso a nuestra vida privada o nuestra carrera profesional.


Haga un pequeño ejercicio para ir aprendiendo a aceptar los cambios, para ello realice lo siguiente: ¿En que muñeca lleva el reloj? Pruebe ponérselo en la otra, aquellos que no tienen reloj, pueden usar algo que acostumbre a llevar siempre. luego cierre los ojos y analice como se siente con ese cambio, trate de usarlo así durante usa semana, con el tiempo, notará como se acostumbra a esa nueva situación.


Lo mismo sucederá con los cambios en cualquier ámbito sea laboral o personal. plantéese dos cuestionamientos:


  1. ¿Qué es lo peor que puede pasar con el cambio? El imaginar lo peor puede poner sobre el tapete el escenario horroroso que a veces nos atenaza y que posiblemente no es tan terrible como pensamos.¿Seré despedido? ¿Perderé mi relación?. Aquí se trata precisamente de reconocer que el peor de los supuestos podría producirse. Pero no nos quedemos con estos, pensemos en

  2. ¿Qué es lo mejor que puede pasar? ¿Qué oportunidades me ofrece? ¿Cómo puedo aprovechar los cambios para mi y para mi futuro? aproveche estas ideas y permita que el cambio le conduzca al éxito. conviértase en alguien que piensa en las oportunidades.

En la próxima entrada, veremos el porqué nos da miedo enfrentarnos a los cambios y cómo podemos superarlo








20 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


  • Instagram
  • LinkedIn
  • Facebook
bottom of page